Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

  • Descripción de la imagen 1

Vuelven los fantasmas con la reedición de "La dama de negro"

  • Periodista:
  • Publicada en: Télam,

La novela fue llevada al cine y al teatro y ahora aparece una nueva versión cinematográfica dirigida por James Watkins y protagonizada por Daniel Radcliffe, mientras que en las librerías ya se encuentra una nueva edición, publicada por Edhasa.

La autora de este libro, nacida en Scarborough en 1942, ha publicado una serie de títulos policiales dedicados al detective Simon Serrailler -"Las distintas guaridas de los hombres", "Los puros de corazón", "El peligro de la oscuridad" y "Voto de silencio"- en los que la intriga y el tratamiento psicológico de los personajes es una constante.

También, ha escrito otras novelas, libros de relatos, obras de no ficción y teatro, y su obra fue galardonada con los premios Whitbread. John Llewelyn Rhys y Somerset Maugham, además de ser finalista del Booker Prize.

En "La dama de negro", un relato que nos retrotrae a la irrupción de la novela gótica en Inglaterra, la autora vuelve la mirada sobre esta temática que en el siglo XVIII preanunció la literatura de terror que ha sobrevivido por años como uno de los géneros favoritos de los lectores jóvenes.

En una vuelta de tuerca a estas historias de fantasmas, Susan Hill nos instala en una pequeña ciudad comercial, Crythin Gifford, adonde llega el abogado Arthur Kipps para arreglar los asuntos legales pendientes de la muerte de una viuda, habitante de una extraña casa, a la que solo se puede acceder -cuando la marea esta baja- a través de un paso elevado, luego cubierto por las aguas.

Cuando Kipps llega a ese pueblo remoto ve a una mujer horrorosa de la que nadie sabe ni quiere dar explicaciones, mientras se va internando sin darse cuenta en esa geografía de marismas brumosas y en una historia que nadie cuenta, pero que no tarde en ponerle los pelos de punta.

Desde un principio, se suceden hechos misteriosos, visiones que el protagonista trata de minimizar, aunque la fuerza de esas visiones inquietantes termina por envolverlo en una horrible situación de imprevisibles consecuencias.

Las frases que describen sentimientos y percepciones de Kipps se acumulan una tras otra sin pausa como: "Si me había asustado con lo que hasta entonces había ocurrido en esa casa, cuando llegué al final del corto pasillo y vi lo que vi, mi miedo alcanzó nuevas cumbres".

"Desconozco cuánto tiempo permanecí atemorizado, tembloroso y presa de un desconcierto terrorífico", escribe Hill.

La escritora retoma esa atmosfera gótica que irrumpió con la publicación de "The Castle of Otranto" (1765) de Horace Walpole (1717- 1797), conde de Oxford. Su principal exponente fue la escritora británica Ann Radcliffe (1764-1823), autora de "The Mysteries of Udolpho" (1794) y "The Italian" (1797).

Aunque ya en 1815 esta respuesta literaria con tintes románticos al iluminismo y al racionalismo de la época había entrado en un cono de sombras, siguió ejerciendo cierto influjo como representación del mal y de algo oscuro, innombrable y meláncólico.

El género se ha caracterizado por una ambientación sombría, con bosques oscuros, niebla donde se desdibujan viejos edificios o lúgubres castillos, lugares en los que deambulan espectros y se suceden fenómenos sobrenaturales.

El libro, que lleva vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo y ha sido adaptado al cine y a la televisión, muestra cómo este género -cada tanto- cobra nuevos bríos y un inesperado primer plano.